La feria de todos los santos



         En Colima, año con año, durante los últimos días del mes de octubre y los primeros de noviembre , se celebra el máximo festejo regional de la entidad. Es la “feria regional agrícola, ganadera, comercial y artesanal”, mejor conocida como la Feria de todos los santos. Cuando niño, le faltan a uno ojos para mirar y extasiarse en aquel mundo surgido de la nada. La feria es un universo aparte donde uno puede encontrarse lo más insólito al lado de lo más trivial. Es la imagen provinciana correspondiente a aquellos castillos que el genio de la lámpara de Aladino construía en una sola noche y desparecía con la misma fugacidad.

         Pero entre las cosas que más llamaron mi atención desde siempre, estaban los vendedores de ropa. Merolicos que sin más, instalaban el camión de la mercancía y con el micrófono estampado en la boca, reunían y mantenían en embeleso continuo al público que una vez detenido no podía librarse del encanto que emanaba de la palabra inagotable, del matiz calculado, del volumen estridente, hipnótico, del refrán sobado pero efectivo, de la oferta insistente, tentadora. Guasones, irreverentes, juglares placeros, oradores insignes forjados en la escuela de la necesidad, cautivaban al auditorio con su sola presencia y sólo era necesario encender el aparato de sonido para que diera comienzo el trance en el que todos inevitablemente, caíamos.

         Dos…tres… bueno, bueno, probando… probando…sí…sí… Acércate, Chicuás, muchacho del demonio ¿dónde estás?, ponle más volumen…dos… tres… bueno, sí… ahí está bien. Que no le digan, que no le cuenten porque a lo mejor le mienten, … acércate para acá compadre… mira, déjame decirte, acá está tu baratero, el mero mero, que hace rendir tu dinero; no te venimos a engañar, mira, si consigues precios más baratos en Guadalajara, verdad de Dios que te regalo el negocio, me pongo una penca de nopal en la cabeza y me voy peregrinando descalzo hasta Talpa, pero no, déjame decirte, no estás tú para saberlo ni yo para contarlo, pero no somos revendedores, somos representantes directos de la fábrica “Hilados y tejidos sociedad anónima” de la ciudad de México que nos envía en promoción a todos los rincones de país ofreciendo la mejor calidad en cobijas, colchas, fundas, sábanas, sarapes, gabanes, lo que necesites, lo que ocupes, de lo que andes urgido; como dijo el filósofo, dime cuánto traes y te diré lo que te llevas porque mira, si traes cincuenta pesos, mira, si traes cincuenta pesos te llevas esta, y esta otra y esta más, y mira, para que te animes, pásame aquella floreada Chicuás de los avernos, no, esa no, la que está encima, esa, mira nomás compadre lo que te llevas por cincuenta pesos, es más, mira, dame treinta y cinco y el montón es tuyo ¿no traes treinta y cinco? escárbale, escárbale, ¿no traes treinta y cinco? dame treinta pues, nomás que es para persinarme, órale con el tambache y que Dios te acompañe, hermano, y ahora mira, déjame enseñarte, déjame, te voy a mostrar, mira esta preciosidad de popelina estampada con tintes exportados de Holanda y esta otra, mira nada más qué chulada, terminada en cabeza de indio con embroco atrás ¡ahhh! ¿qué pasó? ¿ya nos llevamos? La persona que traiga… la persona que traiga… cuarenta pesos… cuarenta pinches pesos se va a llevar la colcha de Holanda, la azulita de cabeza de indio y este par de sábanas finísimas para camas gemelas, ¿quién trae cuarenta pesos? ¡uhhh! no paso a creer, porque cuarenta pesos se los gasta un muchacho en un dos por tres  a la hora del recreo: una bolsa de palomitas, un taco y una gelatina y ya le anda quedando a deber al dulcero, o se pone a jugarle volados al paletero, ¿cómo?, no, volados, al arrime también juega pero con… ¡bueno! no me hagas hablar, entonces ¿qué?, ¿nadie trae cuarenta pesos? bueno, pues mete esto hasta el fondo tú Chicuás del quinto infierno que hoy no estamos para rogar, con tu pan te lo comas compadre, y a tu perro le das de palos… pero mira, ahí te va una para que te animes, échale esa, y la otra y esta más, y ahí va el otro, ¿y sabes qué, Chicuás endemoniado, maléfico, diabólico, satánico, dañero, mefistofélico?, échale la de Holanda, no le hace que le patrón me corra, viejo prángana, que al cabo ya me tiene harto, esa y esta otra y a ver, usted caballero que a lo lejos se le nota lo distinguido, dígame, ¿cuánto da por el montón? ¿no le interesa? y a ti compadre ¿cuánto das? ¿cuánto? no, si no ,me lo robé ¿o qué? ¿ya nos hemos visto en Maclovio Herrera treinta y tres? cruz, cruz, que se vaya el Chicuás y venga Jesús, ¿cuánto? ¿sesenta? mira, ni tú ni yo, dame ochenta y cinco antes que me ponga a hacer cuentas y me arrepienta, porque si le echamos lápiz al asunto me voy a dar cuenta que te estoy dando el huevo y quien lo puso, suerte tienes que yo haya estudiado nomás hasta el segundo de primaria… me corrieron… por culpa de… ¿de quién creen? ¡claro! por culpa de este aborto infernal mal conocido por el epíteto de Chicuás; no, si este muchacho tiene lo suyo, ahí donde lo ve, es malo, es perverso, no, cuidado, ¿entonces qué?, ¿te lo llevas?, ¡hecho el tiro y cayendo el pato! y a ver usted paisanita ¿cuánto trae?¿veinte pesos? mire, para que anime abuelita le voy a dar por sus veinte pesos este y este otro ¿cuál le gusta? ¿el amarillo?, ¡ándale pues! con todo y amarillo por sus veinte pesos ¡sale!, ¿ y ahora qué tenemos?, este gabán mire usted, lana pura, lana virgen, virgen pura, ni mi compadre Antonio, Tony Aguilar los usa mejores, sólo le conocí uno igual al Trovador del campo que en paz descanse, dame sesenta pesos y llévatelo ¿sí? ¡eso! ¡así me gustan… entrones! ¡ah, qué buena compra!, acabas de hacer una carambola de tres barandas, y dije carambola ¿eh? porque el pul es para los albañiles, con perdón…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: