La primera imprenta

         Es un libro que circuló en nuestro país en 1997 en una edición privada y de bajo tiraje, por lo que, para muchos es prácticamente desconocido. Seis años después, la Secretaría de Educación Pública se hace de los derechos para incorporarlo a la colección Libros de Arte del programa de Bibliotecas Escolares.         Se trata de Estampas de historia de México (SEP 2003), integrado por textos de Ricardo López Méndez y con dibujos de Alberto Beltrán. El libro, que se enfoca básicamente a la Ciudad de México, da cuenta, de manera sencilla, breve, amena, de 76 sucesos acaecidos durante los siglos XIV al XX, y que consignan la primera vez que ocurrió algo. Así, algunos títulos son: las primeras chinampas, la primera corrida de toros, el primer teatro, la primera casa de mujeres dementes, la primera bandera, el primer banco, los primeros aeroplanos, etc. Comparto con ustedes el texto referente a la instalación de la primera imprenta en el continente americano.

         Fue en la ciudad de Sevilla, el 12 de junio del año de 1539 que se firmó un contrato celebrado entre el impresor alemán Juan Cromberger y el “componedor de letras de molde” italiano Giovanni Paoli (Juan Pablos) para traer a México las primeras prensas con su correspondiente material tipográfico. Ese mismo día, 12 de junio, firmóse otro contrato adicional entre los ya mencionados, estimando en cien mil maravedís el  precio de la imprenta, de la tinta y del papel; en setenta mil, el matalotaje, o sea los otros objetos diversos; en cien ducados el valor de un negro esclavo de nombre Pedro, y en cincuenta el importe de los pasajes de Juan Pablos, de su mujer Gerónica Gutiérrez, del prensista Gil Barbero y del esclavo.         Siendo el impreso mexicano más antiguo conocido la “Breve y más compendiosa Doctrina Christiana en lengua Mexicana y Castellana”, compuesto de 12 fojas en 4o. y en el mismo año de 1539, confírmase con esto que el mismo año en que se celebró el contrato en Sevilla, la imprenta comenzó a funcionar en la ciudad de México.

         Por una carta del obispo Zumárraga –uno de los nobles promotores de la idea de traer la imprenta al país- de 17 de abril de 1540, quedamos informados de que, en esa fecha, hallábase la imprenta en la Casa de las Campanas, así llamada porque fue en ella donde Cortés mandó fundir sus cañones, transformando su metal en campanas, las primeras que cantaron en Nueva España.

         Mucho se ha escrito acerca de cuál fue el primer libro impreso en México. Mientras unos se deciden por la “Escala Espiritual” de San Juan Clímaco, otros por la “Breve y más compendiosa Doctrina Christiana en lengua Mexicana y Castellana”, siendo lo cierto que si de ésta se conoció un ejemplar que perteneció a don Antonio Cánovas del Castillo, de la “Escala Espiritual” nadie puede decir hasta hoy que halla (sic) ascendido por ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: