Machiotlahtolli


         Antier, viernes, al filo de las ocho de la noche se presentó en el Museo Regional de Historia de Colima el libro Machiotlahtolli, (Mc Graw Hill. México: 2004) del Dr. Patrick Johansson, y que gracias a una amable invitación de Moi, tuve la oportunidad de presentar.

         Machiotlahtolli, nos aclara el autor, en lengua náhuatl quiere decir “la palabra modelo”, la que sirve de referencia, aquello que una vez pronunciado por alguien, nos sirve para utilizarlo en situaciones semejantes, y que corresponde a lo que nosotros conocemos como los dichos.

         El texto está estructurado en tres partes: una introducción, que da el contexto histórico y cultural en el que se enmarcan los dichos; un primera parte donde se explica el género Machiotlahtolli ; y una segunda parte, la más extensa, en donde se presentan los dichos. En la introducción se aclara que este trabajo de recopilación es el fruto de una investigación basada básicamente en dos fuentes: el texto Arte de la lengua mexicana, escrito por Fray Andrés de Olmos alrededor de 1530, y el libro La Historia General de las Cosas de la Nueva España, también conocido como Códice Florentino, escrito por Fray Bernardino de Sahagún, con información pacientemente reunida entre 1540 y 1585, aproximadamente. Los frailes, siguiendo órdenes de autoridades eclesiásticas, “emprendieron la ardua tarea, de recoger testimonios diversos y textos orales que revelaran los usos y costumbres pero también el ser profundo de los indígenas nahuas”, según explica el autor.

El libro es atractivo por su tamaño, la calidad del papel, el colorido y su impresión en general, pero mención aparte merecen las ilustraciones, realmente bellas, tomadas de diferentes Códices y que acompañan, a manera de refuerzo gráfico, algunos dichos.

El Doctor Patrick Johansson es ya, sin duda, un referente en el estudio de la cultura náhuatl, y así se lo han reconocido propios y extraños: hace diez años recibió la presea Tepuztlahcuilolli por su aportación a la difusión de la cultura náhuatl, y hace seis el premio Juchiman de Plata en reconocimiento a su labor como investigador del mundo precolombino. Actualmente labora en el Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, y colabora con las universidades de Puebla y Colima en actividades de docencia, investigación y difusión del pensamiento, la lengua y la cultura náhuatl. Mucho tenemos los mexicanos que reconocer el interés, el trabajo y la pasión del Dr. Johansson por nuestro pasado; mucho que reconocerle su labor de difusión y divulgación de una cultura de la cual, hay que reconocerlo, tenemos sólo vagas referencias, tanto por la superficialidad con que se maneja en los programas educativos, como por la apatía para acercarnos a ella.

         Celebro la oportunidad que tuve de presentar el libro, agradezco a quienes nos acompañaron, y a Patrick Johansson le digo, como dice el dicho, Oc xonmotlamachti, que seas feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: