Trascodificación

          En la búsqueda por lograr que los alumnos comprendan lo que leen, me ha tocado en suerte ver, oír y leer toda clase de recursos, artimañas, trucos, técnicas o estrategias que los docentes llevan a cabo con tal de conseguirlo, desde las más trilladas hasta las más innovadoras, las simples y las complejas, las concretas y las abstractas, las realizables y las imposibles. El conjunto de procedimientos, pasos y actividades se enfoca a desenredar de una vez por todas ese nudo neuronal que impide la comprensión lectora. La inquietud es buena y se pueden obtener –según los sujetos y las circunstancias- logros significativos.          Una de las propuestas más curiosas que conozco (y por curiosa habría que entender “original, audaz y espectacular”) es la Víctor Moreno Bayona, profesor español de literatura, que propone un método al que nombra trascodificación, y que aparece en el artículo Lectores competentes de la Revista de Educación, número extraordinario 2005.          Moreno Bayona parte de dos modelos de elaboración de textos, propuestos por Bereiter y Scardamalia (1987) que son el de decir el conocimiento y el de transformar el conocimiento. El primero –el más usado en las instituciones escolares- consiste en trasladar a la hoja lo que se ha leído; el segundo, en hacerlo propio y reelaborarlo de manera personal conservando su esencia. Con la trascodificación, Moreno Bayona fusiona los dos modelos: decir y transformar el texto leído.          La propuesta, planteada de manera sencilla, consiste en decir lo mismo que dice el texto original, pero recurriendo a otro código expresivo. Por ejemplo, sugiere él, “transformar un problema de matemáticas en un relato; transformar una pregunta de ciencias sociales en la página de un diario; transformar un texto de física en un poema; transformar la biografía de un escritor en un diagrama; transformar un refrán en símbolos matemáticos; transformar una información económica en una noticia o en una declaración de amor o de odio; transformar un poema en un cómic…” y así, hasta donde, supongo, la imaginación y la creatividad alcancen.          Moreno Bayona afirma que todos los conocimientos que vienen en los libros pueden ser trascodificados, pero para hacerlo es condición imprescindible que deban ser cabalmente comprendidos. Es decir, la trascodificación es fundamentalmente una estrategia de comprensión lectora que se concreta a través de la elaboración de un tipo de texto distinto (en su tipo) al del texto original.          Personalmente no he tratado de trabajarla, más que nada porque nunca me ha quedado claro el cómo hacerlo, pero la comparto con ustedes pues creo que alguna mente creativa e inquieta pudiera retomarla y conseguir darle una vuelta de tuerca más para solucionar el problema de la comprensión lectora en nuestras escuelas.

Anuncios

Una respuesta

  1. Gracias por tus comentarios, amigo Rubén. Si deseas más información detallada de la transcodificación -con múltiples ejemplos-, puedes acceder a mi libro Leer para comprender, editado por el Gobierno de Navarra (España), en una colección denominada Blitz.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: