Vargas Llosa y la lectura

         “Como todos los escritores, antes de escritor, fui lector. Creo que aprender a leer es lo más importante que me ha pasado en la vida. Recuerdo el extraordinario enriquecimiento que significó para mí empezar a leer, es decir, empezar a vivir a través de la lectura, muchas más vidas de las que yo podía aspirar a tener, poder viajar en el tiempo, en el espacio, cambiar de identidades y situaciones.

 

         La lectura sigue siendo todo eso para mí: un extraordinario placer, el más rico y diverso de los entretenimientos. Sé que se puede justificar la lectura por muchas razones, pero para mí ésta ha sido siempre la primera.”

 

         Esta cita es de Mario Vargas Llosa, peruano –y español-, miembro de la Real Academia Española de la Lengua, y autor de una serie de novelas impresionantes que lo sitúan como uno de los más grandes novelistas latinoamericanos de todos los tiempos, y entre las que figuran La ciudad y los perros, La casa verde, Conversación en la Catedral, La guerra del fin del mundo y La fiesta del chivo, entre muchas otras.

 

         La idea de que detrás de todo gran escritor hay un gran lector es reafirmada aquí por Vargas Llosa. La lectura, desde los primeros años, no sólo va forjando el gusto por la actividad al grado de convertirla en hábito –en un vicio a veces-, sino que va nutriendo, desarrollando, de manera callada, imperceptible, esa potencial capacidad para escribir.

 

         Mucho de lo que Vargas Llosa –como todos los escritores- ha vertido magistralmente en sus páginas y que tanto deleita a sus lectores, lo ha seguramente cosechado durante sus propias lecturas, lo ha atesorado durante su propia travesía como lector.

 

Y no me refiero a que haya realizado plagio o copia o siquiera imitación, no. De las cosas que se leen, el cerebro aprende de dos maneras: una conciente, que tiene que ver con retener datos, información (nombres, anécdotas, tramas, descripciones…), cosas que en un momento dado pueden nombrarse, recordarse; y la otra, inconciente y más sutil, que tiene que ver con el aprendizaje de estructuras narrativas, de usos lingüísticos, de variantes estilísticas, de recursos retóricos, de una serie de elementos que constituyen el andamiaje de la obra literaria, su forma de decir el fondo, su manera de desarrollar el asunto; un aprendizaje que se va filtrando, como la humedad, que se va estableciendo en una zona no conciente pero que van construyendo los propios recursos narrativos del escritor.

La habilidad de la escritura se cimenta en gran parte en la habilidad de la lectura. Intervienen además las experiencias de la vida misma, las capacidades individuales de observación, abstracción, análisis, síntesis, comparación, y un largo etcétera que dan a cada quien una particular visión e interpretación del mundo.

 

Mucho de lo que somos como escritores (profesionales, aficionados, ocasionales) se lo debemos a las lecturas que hemos hecho en la vida, a lo que hemos aprehendido oficiando como lectores, tal como lo afirma líneas arriba Mario Vargas Llosa, y eso reafirma la importancia que la lectura tiene en este nuestro paso por el mundo.

 

Anuncios

3 comentarios

  1. Desde mi perspectiva el reconocido escritor Varga Llosa en este ensayo trata de motivar a las personas a leer. Por otra parte reconoce la importancia de la lectura ya que leer nos abre las puertas del conocimiento.

  2. 1- La habilidad de la escritura se cimenta en gran parte en la habilidad de la lectura. Mucho de lo que somos como escritores (profesionales, aficionados, ocasionales) se lo debemos a las lecturas que hemos hecho en la vida. Es increíble lo fresca que se vuelve tu mente, después buena lectura. 2- Esta tarea es de Mario Vargas Llosa, peruano y español, miembro de la Real Academia Española de la Lengua, y autor de una serie de novelas mas impresionante. antes de mario vargas llosa fuera escritor fue lector.La habilidad de la escritura se cimenta en gran parte en la habilidad de la lectura.

  3. Lectura, versión, traducción, interpretación
    Escritor, poeta, argumentista, autor, comediógrafo, dramaturgo, guionista Deleite, gusto, agrado, admiración, estupor, contento Aficionado, admirador, apegado, diletante, apasionado Realizado, ejecutado, consumado, elaborado Ocasional,circunstancial, coyuntural, contingente, eventual. Habilidad, capacidad, aptitud, talento, potencial Miembro, integrante, componente. Filtrar, difundirse, publicarse, propagarse, divulgarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: