El Plan Keller

El trabajar con un sistema de estudios abierto, basado en asesorías, donde los alumnos determinaban libremente cuándo recibirlas y cuándo examinarse, me permitió conocer de primera mano las características del Plan Keller. Este sistema de estudio fue diseñado por el psicólogo y educador estadunidense Fred Keller en la década de los sesentas y ampliamente conocido gracias a la publicación de de un documento al que tituló “Goodbye Teacher”.
El Sistema de Instrucción Personalizada , como también se le conoce al Plan Keller, está diseñado para operarse en aquellas instituciones que ofrecen estudios en donde no es necesario que el alumno asista de manera regular a las aulas ni curse una materia o módulo en determinado tiempo.
La metodología del Plan Keller se basa en que el contenido de un curso se subdivide en temas concretos en donde cada uno de ellos constituye una meta a lograr. Cuando se llega a esa meta, se comienza con otro tema o unidad del curso. Cada estudiante avanza a su propio ritmo (según su capacidad, el tiempo de que dispone, su motivación, etc.), pero en el transcurso es, cuando así lo considera, apoyado por un asesor que aclara dudas, refuerza contenidos, orienta sobre formas de estudio, etc. Cuando el estudiante lo considera, se examina sobre esa meta; si la alcanza, junto con su asesor planean la siguiente, si no, juntos analizan qué falló y hacen los ajustes necesarios para intentarlo de nuevo. La suma del logro de esas metas concretas permite o facilita el logro de la meta general, que en este caso sería el examen de todo un curso.
Los elementos más importantes, entonces, del Plan Keller son los siguientes: 1) establecimiento de metas específicas; 2) exámenes frecuentes y monitoreo de los avances; 3) asesorías adecuadas y oportunas; 4) logro de una meta antes de pasar a la siguiente; y 5) dominio efectivo y alto de los contenidos estudiados.
Del manejo adecuado del sistema –tanto de parte del alumno como del asesor- depende su eficacia. En sistemas tradicionales como el nuestro, los alumnos no están acostumbrados a estudiar por su cuenta, por lo que a muchos se les dificulta adquirir esa disciplina que es fundamental para su funcionamiento; por su parte, y debido también a las experiencias vividas, muchos docentes se sienten más seguros impartiendo una clase que brindando una asesoría.
Por sus características, es entendible que generalmente se ofrezca en estudios de preparatoria, profesional o posgrado, aunque también se ha utilizado con éxito en el caso de estudios básicos (alfabetización, primaria o secundaria) con adultos. Los docentes de primaria y secundaria regular podrían adaptar el Plan Keller como metodología de trabajo. Por sus propias características personales o estilos de aprendizaje, algunos alumnos podrían sentirse más seguros y desarrollarse mejor.––Además de los elementos mencionados arriba, no hay que perder de vista que para que funcione, el sistema requiere de dos circunstancias: una, que se cuente con el material necesario y completo; la otra, que el alumno esté lo suficientemente dispuesto en esforzarse para desarrollar el hábito y la disciplina para estudiar por su propia cuenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: