Micaela

El pasado jueves 26 de febrero, en el marco del Festival Municipal de Cultura, merecidamente llamado “José Guadalupe López León”, se presentó en la acera del frente de Palacio de Gobierno, el libro Micaela, del poeta colimense Víctor Manuel Cárdenas Morales.––La presentación estuvo a cargo de Ada Aurora Sánchez, Alejandro Morales y quien esto escribe, ante un auditorio compuesto por familiares y amigos que compartieron mesa, café, pan y ponche en una noche clara y fresca. Participó, así mismo, con el profesionalismo que los distingue, el grupo Cantarte.
Este libro, escrito para su abuela –y en buena medida escrito por su abuela- obtuvo el premio nacional “Ramón López Velarde 2007”, otorgado por la Universidad Autónoma de Zacatecas, lo que no hace sino confirmar la ya reconocida calidad de su autor.
En un formato en que se combinan el poema y la prosa poética, Micaela cuenta la saga de una mujer –Micaela- como muchas y a la vez singular. Una historia que va desde su nacimiento hasta el festejo del cumplimiento de sus 100 años, y que comienza con su acta de nacimiento que dice que nació un dos de noviembre; después sabemos que conoció el mar a los veintitrés años, que padeció la revolución y vivió la cristiada y se enteró de muchas guerras más, que perdió a Gabriel, su amado esposo, que tuvo una tristísima caída que rompió su cadera, que gusta de las comidas dulces… todo está dicho allí, registrado para que no se olvide, porque, como lo dice el autor, “la prueba fehaciente son estas páginas”.
La historia está presentada por tres voces: la de Víctor Manuel, que más que exponerla, la cuenta. Fiel a su formación y a su vocación como historiador y poeta, la reconstruye casi a manera de crónica para que veamos el paso de Micaela por la vida: “Parió seis hijos, vio nacer la luz en pequeñas naranjas, amó a su marido, lo gozó”, dice el autor; la otra, es la voz de la propia protagonista, que la expone a través de sus recuerdos y sus reflexiones: “A mis cien años –dice- tejo con gancho y vendo mis creaciones. Leo los periódicos sin lentes pero ya me enfada tanta politiquería, tantas guerras y tantas policiacas. El mundo sería otro con las mujeres tejiendo. Desde Penélope hasta mí tejer es lo importante; y la tercera voz es la de Gabriel, que la presenta a través de las evocaciones de esa viuda que nunca lo olvidó: “Aunque tengas ochenta o cien, serás hermosa”, le dijo una tarde apasionada.
Micaela, un libro cálido, íntimo, y a la vez universal; un poemario escrito con la asombrosa sencillez que sólo da el dominio del oficio; un testimonio que nos recrea, con calidad y acierto, lo que aún nos queda de provincia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: